La hija de un trabajador del amianto denuncia a la empresa Uralita por contraer una grave enfermedad contraída por inhalar el polvo de amianto que este llevaba al hogar familiar en la ropa de trabajo

La demandante no es el único miembro de la familia que sufren enfermedades relacionadas con el amianto, el padre y cuatro de los cinco hijos también están enfermos. El juicio se celebrará mañana 20 de septiembre a las 9:30 en el Juzgado 87 de Madrid

Fábrica de Uralita en Cerdanyola
El grupo de personas con más riesgo de contraer una enfermedad relacionadas con el amianto son las que han sufrido una exposición doméstica. Personas que no han tenido contacto laboral con el amianto, pero que sin embargo han estado expuestas a sus fibras en el ámbito del hogar. La exposición se producía al tener que llevar a lavar al domicilio particular ropa de trabajo y el calzado los trabajadores de la fábrica. Las fibras de amianto llegaban adheridas a los monos y dentro de los bolsillo, por lo que las mujeres debían sacudirlos antes de lavarlos. En ese momento es cuando miles de fibras, prácticamente cada día, se liberaron del tejido quedando en suspensión y siendo inhaladas por los miembros de la familia.

Leonor vivió en Cerdanyola, en donde su padre Sebastián trabajó 13 años en la fábrica de Uralita. Desde los 9 años, edad de Leonor cuando su padre ingresó en Uralita, hasta los 22 años, cuando la empresa reconoció una incapacidad permanente absoluta  a Sebastián por estar enfermo de asbestosis, estuvo inhalando el polvo de amianto que llegaba al hogar familiar impregnado en la ropa de trabajo de Sebastián.

Ahora Leonor padece la enfermedad más grave relacionada con el amianto, un mesotelioma epiteloide, un tipo de cáncer crónico e irreversible. Desde su diagnóstico Leonor lucha con fuerza contra la enfermedad y está siendo sometida a tratamiento de quimioterapia. Pero la tragedia de la familia de Leonor no acaba con la enfermedad su enfermedad y de la de su padre; Leonor es la mayor de cinco hermanos, alertados por el orígen de la enfermedad de Leonor tres de sus cuatro hermanos han decidido realizarse un exámen clínico, arrojando su resultados que los tres tienen alguna enfermedad relacionada con el amianto. Matilde tiene una afección torácica por asbesto  (amianto), Isabel tiene diagnosticado placas pleurales y Agustín una asbestosis.

 

La afectada presentó una demanda contra la empresa Uralita de reclamación cantidad por las dolencias sufridas por Leonor en el Juzgado de 1ª Instancia de Madrid, lugar donde la mercantil tiene su domicilio social. La Asociación de Víctimas del Amianto ( AVIDA) ha convocado una concentración durante la celebración del juicio a las puertas del Juzgado Civil n. 87 en la calle Princesa 3.

 

Información adicional