Uralita se enfrenta a un nuevo juicio por haber provocado la muerte a dos mujeres en Getafe

Las víctimas del amianto se concentrarán a las puertas de los Juzgados de Plaza de Castilla

Milagros y Pilar nunca trabajaron fuera de casa, se dedicaban a tender a su familia. Entre sus tareas se encontraba mantener limpia la ropa de trabajo de sus maridos, trabajadores de la fábrica que Uralita tenía en Getafe; las prendas llegaban blancas y “duras como una piedra” y los pantalones del uniforme se “tenían de pie”, comentaba Milagros poco antes de morir en el mes de abril días despues de celebrar la vista previa al juicio. El color y la rigidez eran provocadas por la presencia de miles de pequeñas fibras de amianto, procedentes de la fábrica de Uralita, y que las esposas sacudían antes de proceder a lavarlas, en aquellos tiempo todavía a mano, invadiendo el aire que respiraban de una mezcla letal que les ha arrebatado la vida.

El amianto en el año 1983 ya se llevó a el marido de Milagros, y ahora ella ha fallecido con su misma enfermedad, un mesotelioma (cáncer específico del de amianto) que le fue diagnosticado en octubre del 2009.

Pilar falleció a finales de 2011 como consecuencia también de un mesotelioma, su marido y su hijo trabajaron en Uralita, aquél también está enfermo; no le han contado toda la verdad sobre el fallecimiento de su esposa, “si mi padre se entera que murió por lavarle la ropa, se muere”, nos cuenta su hija.

Ahora se enfrentan a la multinacional que tanto daños a provocado a los trabajadores y a sus familiares. No estarán solas, la Asociación de Víctimas del Amianto ha convocado una concentración a la puerta del Juzgado desde las 11:30 h.. Los autobuses saldrán desde la estación de cercanias Getafe Central a partir de las 10:30 h.

Información adicional